Compartir el contenido

VIDRES S.A.
Carretera Onda, Km 3.4. 12540 Villareal, Castellón (España)

Introducción: el problema a resolver

Uno de los factores que han acentuado el crecimiento de la demanda energética en los últimos años es el mantenimiento de la temperatura de confort en viviendas y lugares de trabajo. De esta forma los edificios consumen el 40 % de la demanda energética en Europa y son responsables del 36% de los gases de efecto invernadero.

En los meses cálidos el principal consumo energético es por refrigeración. La fuente principal de calor es la radiación solar. Interesa que la superficie exterior del edificio absorba el menor calor posible y bloquear el transporte de calor hacia el interior. En las superficies interiores de las viviendas interesa que no haya pérdidas o flujo de refrigeración hacia el exterior. En los meses fríos el mayor consumo energético es por calefacción. En estos meses interesa que las superficies exteriores de nuestras viviendas aíslen o protejan del frío y que las superficies interiores eviten que el calor proveniente de la calefacción se pierda hacia el exterior. La combinación perfecta para conseguir materiales más eficientes energéticamente tanto en climas fríos como cálidos consistirá en materiales con elevada reflectividad, calor específico alto y valores de conductividad térmica bajos.

Descarga la nota completa en PDF