Compartir el contenido

  • Los premios reconocen la creatividad Científica, Tecnológica y Artística en la industria cerámica.
  • El jurado tuvo que elegir entre 17 candidaturas que son un reflejo de la apuesta del sector por la Investigación, Desarrollo e Innovación para afrontar los nuevos retos comerciales.
  • Los premios han galardonado proyectos con un alto compromiso medioambiental, energético y tecnológico.

Este lunes 5 de febrero de 2018 la Sociedad Española de Cerámica y Vidrio (SECV) ha otorgado los premios Alfa de Oro en CEVISAMA (Salón Internacional de Cerámica para Arquitectura, Equipamiento de Baño, Piedra natural, Materias Primas, Esmaltes, Fritas y Maquinaria).

Estos premios alcanzan su 42ª edición y están dirigidos a las empresas que se enmarcan dentro de los sectores industriales de cerámica y vidrio y pretenden estimular la creatividad científica, tecnológica y artística de dichos sectores. En esta edición el jurado, formado por expertos del ámbito empresarial y académico vinculado al sector cerámico, ha decidido otorgar un premio Alfa de Oro a la empresa  TORRECID S.A. por el desarrollo de la tecnología ECOINK‐CID para la aplicación full digital en base agua para recubrimientos cerámicos, con notables mejoras medioambientales en la producción y utilización de tintas y esmaltes cerámicos. También ha sido galardonada la empresa FERRO SPAIN S.A. por el desarrollo de una nueva tecnología de tintas inkjet con funcionalidad catalítica, que permite la separación del  oxígeno del aire mediante la utilización de membranas cerámicas y su aplicación en procesos de oxicombustión, y que amplía las líneas de avance para el sector cerámico más allá de las tradicionales. Una tercera estatuilla ha llegado a PERONDA por el desarrollo de una línea de baldosas cerámicas con un grado de antideslizamiento que cumple los requisitos para su utilización en lugares públicos a la vez que presentan acabado en brillo. La cuarta estatuilla, correspondiente a empresas de sector de maquinaria cerámica se ha otorgado a la empresa KERAJET por el desarrollo del primer cabezal exclusivo para la cerámica, capaz de utilizar tintas de tamaño micrométrico.
Las empresas participantes han presentado productos que optan por una filosofía diferenciadora, a favor de la exclusividad y la experimentación cerámica. Así se unen la creatividad y la innovación tecnológica más avanzada para crear nuevos productos diferenciadores más respetuosos con nuestro entorno, que cubren nuevas necesidades de mercado y que se proyectan hacia aplicaciones innovadoras en las que las empresas cerámicas tendrán un papel fundamental.

Leyó el acta del jurado la Secretaria General de la SECV, Begoña Ferrari, y entregaron los premios el Presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, los presidentes de Fira de Valencia y de CEVISAMA y el Presidente de la Sociedad Española de Cerámica y Vidrio Miguel Campos.

Nota de Prensa: Concesion Alfas de Oro 2018